¿Cómo es el tofu birmana (queso de soja a partir de harina de garbanzos)?

El tofu birmano no es un queso de soja, sino una mezcla de harina de garbanzos, agua, sal y cúrcuma que se cocina con cuidado hasta que sea una salsa gruesa, casi como una nata. Después se vierte en una bandeja de horno y se solidifica en el refrigerador. También se podría hacer remojando los garbanzos y finamente molerlos, pero hay que tener en cuenta que eso sí es mucho más trabajo. El tofu birmana tiene un sabor que es como una mezcla entre el tofu y la polenta. Es muy suave pero distinto al queso tofu tradicional.

¿Cómo usar este ingrediente?

Gracias al hecho de que ya se cocinó la mezcla durante su preparación se puede comer este tofu directamente de la heladera, como también se comería el tofu sedoso. Pero obtiene mejor sabor al freírlo o hornearlo en una capa fina de aceite. Hay que tener cuidado de que se quede intacto el tofu, entonces no se puede remover con demasiada violencia.

Luego se come como se comería el tofu frito, por ejemplo en una ensalada, un curry o con una salsa. El tofu birmana hecho en casa se puede guardar hasta una semana en la heladera y también se puede congelar. Los cubos congelados se pueden freír muy lentamente sin descongelarlos.

¿Qué nombres tiene?

Tofu birmana, tofu de birma, tofu de garbanzos, tofu de lentejas amarillas, tofu Myanmar, queso de soja amarilla, tofu de garbanzos, tofu shan, tofu chana dal.