¿Cómo es el miso blanco (pasta de soja japonesa)?

El miso blanco es una pasta fermentada a base de soja, arroz (y a veces cebada) con sal y koji. Koji es una sustancia hecha de arroz o cebada o soja fermentada con un hongo agregado llamado koji-kin. Dependiendo de la base de este material se obtiene shiro-miso blanco (con la mezcla koji-arroz), aka-miso rojo (con la mezcla koji-cebada) o kuro-miso negro (mezcla de koji-soja).

De estos tres tipos de miso el shiro miso es el menos salado y menos fermentado y por ello es un buen miso para principiantes.

¿Cómo usar este ingrediente?

El miso blanco se usa más que nada como condimento. También se puede utilizar crudo en aderezos y salsas o en sopas, salsas y guisos calientes.

Si se calienta no hay que hacerlo durante mucho tiempo porque el sabor suele caerse rápidamente. El miso blanco es similar en estructura como la crema de maní y también tiene una cremosidad similar. El color no es blanco, sino amarillento a marrón rojizo.

El sabor es bastante salado con el sabor típico de la fermentación: sabe un poco a alcohol y no es para todos, digamos. Por lo general se diluye la pasta primero con un poco de agua y luego se agrega poco a poco a un plato, siempre haciendo la degustación para ver si no queda demasiado salado. Después de abrir un frasco se puede guardar en la heladera durante meses en un recipiente herméticamente cerrado.

¿Qué nombres tiene?

Miso blanco, miso shiro miso luz / 白みそ / 白味噌 (Japón), ชิโระมิโซะ (Tailandia).