El sambal normalmente consiste de una pasta picante a base de chiles y otros condimentos que se usa mucho para apimentar los platos en Indonesia y Holanda. Para esta variante hicimos un sambal no de chiles, sino de maní, para el mismo propósito, solo que menos picante. Perfecto para acompañar tus platos con arroz.

Ingredientes

  • 50 gr de maní crudo con piel sin tostar
  • 1 echalote rojo
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cuch. aceite vegetal
  • 3/4 cuch. de lemon grass cortado muy finito o 2 cuch. de café de lemon grass en polvo
  • 1/2 cuch. de café de laos / galanga en polvo
  • 1/2 cuch. de café de azúcar de palma (se puede reemplazar por azúcar negro
  • Jugo de lima (o de limón)
  • Sal a gusto

Preparación

  1. Pelá el echalote y el ajo y cortalos en pedacitos muy finitos.
  2. Calentá el wok a fuego alto con el aceite hasta que se caliente. Luego agregá el maní y freilo hasta que la piel se ponga crocante. Sacalo del fuego y sacá la piel de los maníes.
  3. Mezclá el echalote y los dientes de ajo en un mortero. Agregá los maníes, el lemon grass, galanga y azúcar de palma hasta que sea una masa uniforme.
  4. Calentá el wok nuevamente y freí la mezcla hasta que se dore. Agregá el jugo de lima y la sal y dejalo freír una vez que el aceite suba a la superficie.