Este risotto está hecho con hongos secos como hongo pino, shitake y otros hongos chinos que se pueden conseguir en el barrio chino (en forma seca). Esta receta lleva unos 30 minutos en prepararse y las medidas son para 2 platos abundantes.

risotto de hongos y almendras

Risotto de hongos.
Con hongos shitake, hongos pino, hongos frescos y hongos chinos.

Ingredientes

  • 250 gramos de hongos secos
  • 125 gramos de hongos frescos
  • 3/4 tasa de té de risotto (para 2 personas)
  • 50 g de manteca
  • 15 g de almendras tostadas
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • 3 hojas de laurel
  • 1/4 cuch. de tomillo
  • 1/4 cuch. de orégano
  • 1 chorrito de vino blanco
  • 1/2 cuch. de café de cilantro en polvo
  • 1/2 cuch. de café de comino en polvo
  • 1/2 cuch. de café de pimentón en polvo
  • 250 cl de agua con un cubito de verduras disuelto
  • Sal y pimienta a gusto

Preparación

  1. Hidratá los hongos secos en un recipiente con agua caliente y dejá que absorben bien el líquido. No tires el líquido que sobra, eso después usaremos para agregar al risotto. Mientras tanto, picá finito el ajo y la cebolla. En una olla con el teflón bien intacto agregá la manteca y una cuchara de aceite vegetal y ponelo en fuego mediano.
  2. Dorá la cebolla y el ajo durante 2-3 minutos, agregá las hojas de laurel, el orégano, tomillo y el resto de las especias. Freí durante 1 minuto más y agregá el arroz, revolviendo todo el tiempo. Antes de que se seque, agregá el chorrito de vino blanco y revolvé de nuevo.
  3. A continuación poné una pava a calentar 250 cl de agua y colocá el cubito en un recipiente junto con el jugo que quedó después de hidratar los hongos secos. Fijate de que no uses el barrito del fondo que sale de los hongos, porque a veces contiene tierra. Cuando hierva el agua agregala al recipiente y mezclá hasta que se disuelva el cubito. Esta agua la vas a usar para agregar al risotto cada vez que haya absorbido casi todo el agua. Es muy importante seguir revolviendo para conseguir una igual absorción y para evitar que se pegue al fondo de la olla. Lo mejor es ir agregando el agua muy de a poco.
  4. Bajá el fuego y empezá a cortar los hongos secos y frescos y picalos finito. A continuación, agregá primero los hongos secos al arroz, revolviendo todo el tiempo y agregando el agua del recipiente en ciertos intervalos. Salpimentá a gusto y seguí agregando agua. Después de unos 5-7 minutos podés agregar los hongos frescos.
  5. Seguí agregando agua hasta que esté listo el arroz y fijate de que no pase su punto de cocción (no se tiene que poner demasiado blando). Luego emplatá en un plato hondo y espolvoreá las almendras tostadas arriba.
hongos secos mojandose

Hidratando los hongos