Hasta ahora según sabíamos, no se habían notado efectos adversos significativos de la ingestión de chiles fantasma, pero en esta semana se vio que ese tipo de diversión también puede ser casi fatal.

¿Qué son los chiles fantasma?

Los chiles fantasmas (como los naga jolokia, carolina reaper y trinidad escorpión) están muy de modo parece y cada vez aparecen más productos al mercado que contienen chiles fantasmas, los chiles más picantes del planeta. Impulsado por la viralización por las redes sociales, vimos ya algunos ejemplos en que los “retos” o “desafíos” para comer estos chiles terminaba bastante mal.

El hombre del record de Carolina Reapers

El hombre del record de Carolina Reapers (Video al final del artículo)

El chile fantasma en su forma más conocida es el “Naga Jolokia” (o “Bhut Jolokia” en inglés) y es uno de los chiles más picantes del mundo. Estos chiles tienen una medida de “picor” de más de > 1.000.000 unidades Scoville (SHU), más del doble de un chile habanero.

Un caso casi fatal de chiles picantes

En este caso, publicado en la Revista de Medicina de Emergencia, una prueba de provocación con chiles fantasma condujo a una situación casi fatal.

El paciente, un hombre de 47 años de edad, se presentó con dolores intensos en la zona abdominal y en el pecho después de arcadas y vómitos violentos. Antes de llegar a la sala de emergencias, el paciente había comido en un restaurante donde comió una hamburguesa con puré de chiles fantasma como parte de una prueba de provocación; después de la ingestión comenzó a experimentar dolor severo y ardor en la boca. Después de la ingestión de esta comida, empezaron las náuseas y vómitos seguidos y después el hombre comenzó a sentir dolor de pecho severo y dolor abdominal.

Al tratarse en el hospital surgió que el hombre sufría del síndrome de Boerhaave, o ruptura espontánea de esófago, que es una condición rara que “se produce como resultado de un barotrauma después de náuseas y vómitos contundentes contra una glotis cerrada.”

La tasa de mortalidad es alta con síndrome de Boerhaave está en un 20-40% y si se deja sin tratamiento puede acercarse al 100%. Este paciente finalmente sobrevivió después del diagnóstico correcto del síndrome.

Record de ingestión de Carolina Reapers

El caso antemencionado es una razón más para no hacerte el vivo y empezar a comer los chiles más fuertes de una si no estás acostumbrado. Pero, con práctica, como demuestra el maestro del Carolina Reaper, se puede llegar a comer grandes cantidades sin problemas secundarios. Wayne Algenio de 31 años de Nueva York rompió el récord anterior después de comer 22 chiles Carolina Reaper ultra picantes en un minuto:

Debido a que los chiles varían de tamaño, se pesan en gramos para asegurar que los concursantes están comiendo la misma cantidad. En cuanto a las reglas, ninguna persona puede tomar líquidos, mientras coman los chiles – ni siquiera agua.