La capsaicina complica y detiene el crecimiento de cáncer de mama

Ya se sabía hace bastante tiempo que comer chiles picantes tiene beneficios para la salud, pero esta semana llegó una mejor noticia para los que amamos los chiles: en una investigación de la Universidad de Bochum en Alemania que la capsaicina, la sustancia que hace que los chiles sean picantes, puede detener y complicar el crecimiento de células de cáncer de mama.

Cómo se hizo la investigación

Para ello se utilizó el cultivo de células de la SUM149PT, un sistema de modelo de cáncer de mama negativo triple, una forma de cáncer de mama muy agresiva. Este tipo de cáncer puede ser combatido sólo con quimioterapia.

En cultivos de células, los investigadores encontraron una serie de receptores del olor. Un receptor, el nervio trigémino, se encontró en muchas cantidades. Ese receptor, llamado TRPV1 (Receptor de potencial transitorio V1), se activa con la capsaicina. Además la sustancia química helional también activa el receptor; sustancia que se encuentra entre otras cosas en el detergente y jabón.

La muerta de las células

Los investigadores comenzaron a activar el receptor con una de estas dos sustancias. Entonces encontraron que las células de cáncer se dividieron de forma más lenta después de estar en contacto con la capsaicina y que después de un tiempo las células empezaron a morirse incluso después de largos períodos de tiempo.

“Si somos capaces de activar el receptor TRPV1 con un medicamento en particular, esto podría significar que hemos encontrado un nuevo tratamiento para este tipo de cáncer”, dijo Hanns Hatt, uno de los investigadores involucrados en el experimento.

Desafortunadamente también avisaron que la ingesta de la sustancia, por ejemplo, al comer un chile, no funcionaría lo suficiente en este caso.

¿Qué tratamientos podemos esperar para el futuro?

El cáncer de mama es la forma más frecuente de cáncer en mujeres de todo el mundo, con casi 1,7 millones de nuevos casos diagnosticados cada año.

En la mayoría de los países, el cáncer de mama es también la forma más común de cáncer en las mujeres, independientemente de su raza o etnia.

La investigación ha identificado diferentes subtipos de cáncer de mama que responden a diferentes tipos de tratamiento. De estos, el cáncer de mama triple-negativo es particularmente agresivo y difícil de tratar. Sin embargo, es justamente este tipo de cáncer que respondió tan positivamente a la capsaicina.

Implicaciones para el tratamiento del cáncer de mama

Los autores señalan que una ingesta de capsaicina a través de alimentos o la inhalación sería insuficiente para tratar el cáncer triple negativo. Sin embargo, los medicamentos especialmente diseñados pueden ayudar.

No solo para cáncer de mama

También se ha demostrado que la capsaicina induce la muerte celular e inhibe el crecimiento de células cancerígenas en varios tipos de cáncer, incluyendo cáncer de colon y de páncreas.

En este nuevo estudio, los investigadores intentaron investigar la expresión de canales de TRP en una gran cantidad de tejido de cáncer de mama, así como analizar y entender cómo TRPV1 podría ser utilizado en la terapia de cáncer de mama.